Recomendar este blog Notificar al moderador
SUPERCOMPUTACIÓN: Isidro Cano
La difusión mediática de la nanotecnología como una nueva disciplina capaz de revolucionar el mundo industrial no es algo nuevo. Ya hay iniciativas desde hace más de una década. En 1995, David Packard de la familia Packard de HP, fundó un departamento dentro de los HP labs orientado a la búsqueda de los límites físicos de la materia. Se llama QSR Quantum Science Research y en él, los ingenieros investigadores se dedican a fabricar estructuras nanométricas y explorar sus propiedades. Su interesantísimo trabajo integra varias disciplinas de la ingeniería y de la física avanzada y tiene entre otros alicientes el replanteamiento de las leyes fundamentales que nos enseñaron en la escuela.

Entre sus proyectos se encuentran los desarrollos de dispositivos ópticos integrados en chips de silicio y también los nuevos nanoconectores internos de los semiconductores. Ambos nuevos componentes permitirán reducir las latencias entre procesadores y aumentar los anchos de banda, es decir, hacer que las cpu’s corran mucho más que ahora sin aumentar el consumo ni el paralelismo. Es decir, desarrollando una gran creatividad en nuevos planteamientos.

La informática basada en la física cuántica está lejos de dejar indiferente a cualquiera. La idea es tan simple, como desarrollar toda una nueva tecnología informática hardware basada en elementos físicos tamaño molecular. En este nanomundo, las leyes físicas bajo las que se comportan los distintos elementos son las de la física cuántica y de ahí el nombre de ordenador cuántico y de la multitud de siglas sobre la tecnología quántica que ya aparecen en muchas publicaciones.

En el libro Programming the Universe del científico americano Seth Lloyd, gran experto en la materia (de hecho, es el constructor de un ordenador cuántico en el MIT) se plasma la conclusión de que el Universo es en realidad un gigantesco ordenador cuántico con un software que establece los acontecimientos cosmológicos y una unidad de información, el qubit, puede tener más de los dos estados tradicionales 0 y 1. Es decir, la informática cuántica sería un reflejo del mundo real.

Se trata de crear una nueva tecnología que supere a la actual, alcanzando altas cotas de velocidad de cálculo y de capacidad de almacenamiento. Se estima en más de treinta años para lograrlo pero hasta entonces ya hay algunas ideas interesantes como la de construir detectores de un fotón simple que permitan desarrollar nanoestructuras ópticas como base de procesadores cuánticos que puedan incorporarse a los PC’s tradicionales como componentes activos de muy alto rendimiento.

La tarea no es fácil. El problema del alto nivel de ruido cuántico generado por los conversores electro-ópticos se podría resolver por medio de elementos ópticos no lineales como buffers, desplazadores de fase y hasta conmutadores cuya eficacia es de más de un millón de veces los convencionales. Se trabaja en el diseño de puertas lógicas para uno o dos qubits y en otros dispositivos propios de la ciencia ficción.

Los costes actuales de los elementos ópticos son prohibitivos, pero parece que nuevos materiales fruto de la nanotecnología podrían solventar el problema. Además de esta línea de investigación, hay otras como la electrónica molecular o los dispositivos de electrón simple, en fin todo un nuevo campo muy amplio encaminado a que la ley de Moore siga vigente en las próximas décadas.

QSR (Quantum Science Research) puede ser visitado en www.hpl.hp.com/research/qsr en donde hay presentaciones, publicaciones y gran cantidad de información. También los premios y honores recibidos por brillantes compañeros de los HP labs. Cualquier comentario o aportación es bienvenido.



Isidro Cano
Miércoles, 14 de Enero 2009



Editado por
Isidro Cano
Eduardo Martínez de la Fe
Ingeniero Superior de Telecomunicación por la ETSIT de Madrid (1977), Isidro Cano es asimismo MBA's en Marketing y en Administración de Empresas por ESEM de Madrid. Con 28 años de experiencia laboral en compañías como Omron, Gould, Commodore, Digital/Compaq, en la actualidad es Director de Supercomputación en HP Iberia. También es autor del libro "El don de la Palabra" (Paraninfo, 2006)


Secciones

Archivo

Noticias sobre supercomputadores


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile