Recomendar este blog Notificar al moderador
TRABAJO Y EMPLEO

Como ya hemos mencionado, los días 11 y 12 de septiembre se celebró en Sonsonate (El Salvador), el III Encuentro Iberoamericano sobre las TIC y los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas, dedicado a la Juventud y el desarrollo en Iberoamérica. Dentro del Encuentro, se desarrollaron 5 talleres sobre distintos temas, uno de los cuales fue el que da título a este comentario, liderado por Angélica Abdallah, de Argentina. Por su interés, reproducimos aquí parte de los textos generados en el taller.

En el marco del taller, se intentó responder a algunas preguntas:

 Qué función o papel pueden cumplir los jóvenes

 Qué función o papel cumplen las TIC

 Qué tipo de desarrollo queremos(concentrado o territorial integrado y articulado, integrador)

 Qué necesitamos para esto
o Infraestructura
o Desarrollo de capacidades locales
o Políticas Públicas

 De quienes necesitamos:
o Sector Público
o Sector Privado
o Actores sociales en general...


Puntos destacados del intercambio producido durante el desarrollo del taller:


 La necesidad de generar trabajo decente y considerar alternativas para insertar a las personas en el mundo del trabajo, no sólo en forma dependiente sino también bajo la forma de nuevos emprendimientos. Las TIC son una herramienta que debe ser utilizada para generar fuentes de trabajo sostenible.

 Hay 22.000.000 de jóvenes en Iberoamérica que están desempleados y fuera ya del sistema educativo; debemos pensar como resolver esta situación.

 Se hace referencia a la necesidad de infraestructura; se necesitan políticas públicas para tener la infraestructura de comunicaciones adecuada. La banda ancha se plantea como necesaria.

 Las demandas que llegan del exterior a nuestros países de alguna forma condicionan un estilo de desarrollo; por ejemplo, por alta demanda de programadores y no de otros perfiles. Es importante aceptar estas demandas, pero también considerarlas como un paso intermedio para trabajar luego por el desarrollo que cada país desee; los jóvenes pueden participar en ese desarrollo; ellos saben manejarse bien con las TIC (motor de búsqueda; desarrollar pagina web; comercio electrónico)....pueden crear sinergias con artesanos, pequeños productores, pymes ...para brindarles el apoyo en tecnología.

 Se planteó hablar de desarrollo, no en la forma de “megaciudades”, sino territorial integrado, integrador, equilibrado. No continuar con un desarrollo que implique la migración de los jóvenes (y también adultos) hacia la capital o las grandes ciudades y que, cuando la gran capital se satura, y no encuentran donde desarrollarse, se va directamente a otros países.

 Se percibe un problema estructural en nuestros gobiernos que tiene que ver con el estar “sobrediagnosticados”. ¿por qué seguimos diagnosticando y no tomamos acción? El estado debería tomar la plena responsabilidad de destinar recursos para tomar acción, realmente. Si revisamos todos los proyectos piloto, iniciativas, en particular en Iberoamérica, la mayoría son donaciones procedentes de organismos cooperantes, pequeños proyectos; otros proceden de préstamos BID o BM y unos últimos tienen que ver con proyectos de responsabilidad social de las empresas. Es necesaria la conformación de proyectos estructurales y que transformen realmente la forma de ver y de producir; la forma de enfocar los esfuerzos y recursos para lograr una mejor la calidad de vida.

 Se menciona el exceso de nacionalismo en nuestros países; hay una vitrina de proyectos desarrollados en la región pero no compartimos ese conocimiento, esas experiencias. Así estamos desperdiciando oportunidades para cerrar esta brecha. Si compartimos estos recursos tendremos un tesoro de aplicaciones, por ejemplo, para los telecentros, si abrimos esos telecentros 18 horas al día generaremos gran cantidad de alternativas, de caminos para los jóvenes y el resto de la comunidad..Se podría por ejemplo, generar exportación de software a otros países.

 Es necesario que quienes estén al frente de la enseñanza de nuestros niños – los maestros - sean los más calificados; los que hayan mostrado un buen desarrollo de carrera.

 Las TIC deben ser consideradas herramientas más que instrumentos en si mismas...

 Hay una gran falta de desarrollo de contenidos en la región y al generar propuestas destinadas a resolver este tema, también estaríamos generando alternativas de empleo y trabajo, en especial para los jóvenes.

 Se plantea la importancia de la función que cumplen los telecentros, distribuidos, en muchos de nuestros países, a lo largo de todo el territorio. Sin embargo, como debilidad de los mismos, se cita la falta de conectividad y también de apropiación por parte de la comunidad; factores estos que impactan directamente en la sostenibilidad de los centros.

 Se destacan las “asimetrías” de nuestros países. Es necesario tener en cuenta estas asimetrías para “reenfocar”. Pensar propuestas, adaptadas a cada realidad, para el corto y mediano plazo y cumplirlas. En algunos países es difícil pensar en el manejo de TIC, ya que al sincerar algunas cifras, en una población de 5000000 de habitantes, hay 800000 niños fuera de la escuela; por lo tanto los esfuerzos en este momento están dirigidos a la alfabetización.

 Se destaca la relatividad de los informes sobre acceso; los mismos hablan de una determinada cantidad de pc por cada tantas personas, pero en algunos países de la región el 90 % de los equipos están en las empresas. Es importante, para tener información real, sincerar estos estudios.

 Los estados deben asumir la responsabilidad de destinar fondos al desarrollo de infraestructura y la formación del recurso; en llevar la tecnología para que realmente pueda ser accesible y la gente pueda aspirar a conocerla; una alternativa sería la generación de políticas fiscales orientadas a incentivar la importación de equipos tecnológicos como estímulos a las compañías.

 Se plantea la necesidad de trabajar en varios flancos, para resolver el problema de los 22 millones actuales de jóvenes en circunstancia precaria:

o Una alternativa es poner las TIC a trabajar al servicio de la intermediación y la orientación laboral; facilitar el encuentro entre la oferta y la demanda. Qué los jóvenes sepan donde está el trabajo y también que se genere y mantenga actualizada una ficha sobre el joven y sobre sus competencias.

o otra es que las instituciones y las empresas puedan decir que programas de formación hay para que los jóvenes sepan donde acudir para capacitarse e insertarse en el mercado laboral.

o es necesario también propiciar la generación de microempresas, para lo cual se requiere muchas cosas, por ejemplo, facilitar que puedan desarrollarse en conglomerado y no solas; facilitar el acceso al crédito para los jóvenes...y si fracasan en su primer intento que no se los sancione...sino darles estímulos a la persistencia empresarial y acompañarlos y apoyarlos en la mejora de sus prácticas.

o racionalizar las instituciones y proceso de registro. Son muchos los pasos para inscribir una empresa y eso no facilita el avance; en algunos países se ha implementado la ventanilla única para resolver este inconveniente y facilitar los trámites de registro.

o Es necesario que los jóvenes tengan protección social. Tiene que haber algo que permita al joven ocuparse de trabajar y despreocuparse un poco de su salud.

o La certificación de competencias laborales es también una alternativa importante para facilitar la inserción laboral de los jóvenes. Hay modelos en la región que pueden ser replicados o adaptados en cada país.


 Se hace referencia a la dificultad para conseguir el primer empleo de los jóvenes (15 a 24 años). En nuestros países existen jóvenes calificados, pero se les exige una experiencia que no tienen.

 Se menciona que las TIC amplían enormemente el mercado de trabajo a partir de las nuevas formas de trabajo y el teletrabajo; los mercados ya no tienen las fronteras territoriales a las que estamos acostumbrados; si los jóvenes están bien preparados con las TIC y sin irse de su país, pueden ofertar sus servicios a otros mercados o ser contratados desde otros países bajo esta modalidad de trabajo. En relación a este tema también se plantea la necesidad de contar con legislación adecuada y buscar la financiación para iniciar procesos que permitan montar empresas enfocadas en el teletrabajo.

 Se destacan algunos casos en la región que están impactando sobre los infantes, jóvenes del futuro, y que a estas propuestas se deberían sumar otras enfocadas específicamente en adolescentes y jóvenes.

 Se ha constatado la existencia en casi todos los países de organismos de la juventud que no están tomados en cuenta en ninguna de las políticas públicas o en casi ninguna de las que afectan a los jóvenes; básicamente empleo y educación, por ejemplo, deberían tomar en cuenta estos centros.

 Se percibe un paradigma entre la tácita aceptación del conocimiento y manejo de TIC, por parte de los jóvenes – nativos digitales – y la no percepción de esta capacidad por los empleadores, que a la hora de incorporar nuevos trabajadores, prefieren a los “inmigrantes digitales”.

 Se menciona la posibilidad de trabajar a nivel iberoamericano, en procesos de Teleformación; pensar en la posibilidad que esto implica como economía de escala, considerando una metodología que puede ser desarrollada en un solo punto o como un solo equipo y luego multiplicar ese conocimiento en toda Iberoamérica


PROPUESTA

1) Las políticas públicas en TIC deben asegurar una cobertura regional integradora que facilite el acceso y uso de las mismas por parte de los jóvenes en sus propias comunidades, para facilitar su propio desarrollo y el de estas últimas, contribuyendo así a la erradicación de la pobreza.


RECOMENDACIONES


1) Las TIC deben ser puestas al servicio de los jóvenes a efectos de crear trabajo decente, en forma autónoma o dependiente; un trabajo productivo e innovador que propenda el desarrollo de ellos mismos y de sus comunidades.


2) Generar iniciativas de trabajo, empleo y desarrollo pensadas para los jóvenes de forma integral, involucrándolos en el proceso decisorio de las mismas, conociendo sus percepciones, deseos y metas; de forma tal que las políticas públicas que se establezcan para los jóvenes los incluyan como actores protagónicos del desarrollo.


3) Las políticas públicas hacia los jóvenes deben por un lado estar orientadas a resolver el problema de la inclusión de los 22 millones de jóvenes sin trabajo y sin estudios para lo cual las TIC pueden ser una herramienta efectiva, facilitando el acceso a nuevas formas de trabajo y ampliando sus opciones laborales. Y por otro lado estas políticas deben estar focalizadas en desarrollar una estrategia clara para producir transformaciones efectivas en el sistema educativo imperante.


4) Involucrar a los jóvenes en los procesos y decisiones que les conciernen y afecta su futuro, no sólo debería ser su derecho, sino que además se estaría fortaleciendo y acelerando procesos de desarrollo, al generar de la mano de los bien llamados “nativos digitales”, ondas expansivas que alcancen a otros sectores que no están preparados ni formados para aprovechar todo el potencial que las tecnologías representan.


5) Generar políticas públicas que involucren la instalación de telecentros comunitarios o infocentros en áreas rurales o pueblos desasistidos, a fin de incentivar su uso por parte de los jóvenes y evitar la salida de estos a áreas urbanas. Las acciones derivadas de estas políticas deben apuntar a la apropiación de estos espacios por parte de la comunidad. Una alternativa para esto es dar a conocer los usos estratégicos de las TIC para los diferentes actores y sectores.

6) Generar en Iberoamérica, propuestas de capacitación y profesionalización del teletrabajo y otras formas de trabajo generadas a partir de las TIC.


Francisco Ortiz Chaparro


Facebook Twitter LinkedIn Google Meneame Viadeo Pinterest