Recomendar este blog Notificar al moderador
TRABAJO Y EMPLEO

Bitácora

16/10/2008

Aunque no con la frecuencia e intensidad con que se realizan estudios sobre otros determinados aspectos de la sociedad de la Información, de vez en cuando aparecen estudios sobre el mundo del trabajo en relación con loas TIC y, naturalmente, sobre el Teletrabajo. La mayoría de ellos no añaden mucho a lo ya sabido. De entrada, se suelen estudiar los mismos rubros que quedaron establecidos hace ya dos o tres lustros: ahorro de tiempo, conciliación de vida laboral y vida familiar, incidencia en los consumos de energía y en la contaminación, etc.

A pesar de ello, resulta interesante comprobar cómo la práctica del teletrabajo se sigue extendiendo y que se producen las consecuencias económicas, laborales, empresariales y sociales que preveíamos. Quedan aún menos expuestas a la evidencia las consecuencias culturales, pero poco a poco se va ganando la perspectiva suficiente como para poderlas comprobar.

Viene este comentario al relance de un estudio que acaba de dar a conocer Telefónica, titulado precisamente “Teletrabajo” y del que son autores Marta Molina, de la División de Gestión Medioambiental de Telefónica I+D; David de San Benito, de la Gerencia de Responsabilidad Corporativa de Telefónica, con la colaboración de Nuria González, de la División de Gestión de la Carrera Profesional de Telefónica I+D.

El trabajo contiene una serie de datos que son los que recogemos aquí, obviando al lector las introducciones y comentarios a la mayor parte de los rubros, al ser, como decíamos al principio, comunes a la mayor parte de los textos sobre el teletrabajo.

Señalan los autores que “Algunos estudios estimaban que en 2005 había del orden de 116 millones de teletrabajadores en todo el mundo y este valor está creciendo año tras año. En Estados Unidos había en 2006 unos 28,7 millones de personas que trabajaban
remotamente al menos un día por semana. En la Europa de los 15, en 2006, un 23% de las empresas contaban con empleados que trabajaban parte de su tiempo fuera de sus
instalaciones, usando las infraestructuras de telecomunicación de la empresa”.

En España, según el estudio “Situación y Tendencias de la Movilidad en España”, el número de trabajadores móviles en 2007 habría alcanzado 8,5 millones, con un incremento de 170.000 personas respecto a 2006. Además habría llegado a los 2,1 millones si se suman los empleados que pasan gran parte de su tiempo fuera de la oficina y los profesionales que trabajan desde el hogar (unos 700.000)

En América Latina y el Caribe el teletrabajo se encuentra presente en todos los países, aunque en distintas proporciones. Se estima que en 2007 unos 11 millones de personas en la región teletrabajaron, más de un 5% de la población ocupada.

Otros datos del informe son:

En España se estima que el 17% de los trabajadores emplea más de 1 hora en ir y volver del trabajo.

Para los teletrabajadores de Telefónica I+D, el teletrabajo permite mejorar la conciliación de su vida personal y profesional, el resultado de 4,79 puntos sobre 5 en esta materia así lo demuestra. Éste fue además el aspecto mejor valorado en la encuesta realizada en noviembre de 2007 y mejora desde el pasado año.

A pesar de que el aislamiento suele considerarse en casi todas las experiencias de teletrabajo como uno de sus aspectos negativos, la opinión de los teletrabajadores de Telefónica I+D sobre el grado de adecuación del teletrabajo a su relación con el jefe, el equipo y el cliente supera los 4,2 puntos sobre 5 en todos los casos (para la relación con el cliente, para la relación con el jefe y el equipo). La opinión de los responsables de los teletrabajadores es algo menos optimista, pero para los mismos aspectos, se sitúa en torno a los 4 puntos.

Al contrario de la creencia común, los empleados que trabajan desde su casa dedican mucho más tiempo que los que se encuentran en la oficina porque es más difícil cortar con la actividad profesional. Así opina el 61 por ciento de los teletrabajadores encuestados por IBM y The Economist Intelligenz Unit en 14 países.

AT&T considera que el efecto del teletrabajo en su productividad supuso unos beneficios de casi 150 millones de dólares en 2003, debido a que los teletrabajadores consiguen una hora productiva adicional cada día que teletrabajan (un 70% afirman que aprovechan para trabajar las horas que ahorran en desplazamientos) y a que mejoran su concentración.

En España los funcionarios públicos van a poder realizar aproximadamente la mitad de la jornada desde casa por medios telemáticos. Este sistema se ha puesto a prueba con 110 funcionarios y se estima que en 2008 afecte a 20.000 trabajadores.

Francisco Ortiz Chaparro


Facebook Twitter LinkedIn Google Meneame Viadeo Pinterest