Recomendar este blog Notificar al moderador
VALENTINOS: Víktor Gómez

Breve apunte sobre poesía vs poema y poemas de Blanca Varela y Eduardo Milán


Lunes, 29 de Enero 2018| Leído 321 veces | 0 Comentario(s)

¿Qué es poesía? ¿Qué no es poesía? Aura versus imitación. Con poemas de Blanca Varela y Eduardo Milán.


"La poesía es pérdida, ¿te atreves a perder?"
Eduardo Milán

Hoy se publican más libros bajo la taxonomía cultural de "poesía" que nunca y eso vislumbra que hay infinidad de "poetas" según la mercadotecnia editorial a la que sumar la mercadotecnía de la auto edición. ¿Todo lo que se llama hoy poesía es poesía por el hecho de llevar una etiqueta que así lo distingue? soy escéptico por naturaleza investigadora, reflexiva. Si nos quieren imponer que todo lo publicado hoy es poesía, a tenor de lo que veo en librerías, blogs, redes sociales, lecturas o jams en bares y locales de moda, etc., me hecho a temblar. Percibo y no por obvio es menos alarmante ni necesario escribirlo, que hay una exultante acriticidad y falta de aprecio por el arte de la escritura creativa -poiesis- y en esta era del cinismo, me arden las tripas cuando escucho simplezas de bufón de la corte, tales como, "escribo los poemas como me salen del estomago y no leo casi nada, no necesito leer para saber que quiero escribir, yo escribo para que se me entienda" Con este panorama, más complejo de lo resumido, la pregunta es pertinente: 
¿Qué es poesía?  y esa nos lleva a pensar algo que les incomoda a muchos letraheridos o poetas laureados ¿Qué no es poesía?

La poesía te cambia la vida, sin lugar a dudas y si no te la cambia es otra cosa, esa otra cosa que usurpa el lugar de la poesía es hoy muy común y defendida por la mediocre lectura de una masa de ilustrados ignorantes. Sí, la poesía eso tiene, no todo lo que se etiqueta como poesía es poesía. Con frecuencia se confunde leer o escribir poemas con escribir poesía... 
así la obra poética sacude, remueve, asombra, y con todo ello, no tiene un carácter efímero sino de largo alcance y abisal profundidad. La POESÍA te ensancha desde un lenguaje singular y preciso tanto el pensamiento como la mirada, abriendo la panorámica del mundo, de los sueños, de las vigilias y de las intuiciones, de la atención y la crítica, del oído y del tacto, de la historia y del porvenir... por eso la poesía es metamorfosis y a su vez produce en quien la lee con suma entrega metamorfosis en sí misma, mejorando a la persona en su auto consciencia así como en su percepción y visión holística de la realidad. La poesía o revela (y se rebela) o no es poesía... escribir poemas, la imitación de lo ya hecho, dicho y normalizado, acotado, copiar obras clásicas, no tiene mucho que ver con escribir poesía... "habla tú también" decía Paul Celán, es decir, observa, piensa, escribe tú también, no copies lo que otros han observado, pensado y escrito, hay que digerir gacelas como hace la leona, pero no para transformarse en gacela, sino para fortalecerse como leona, como bien sugería Paul Valèry. 
Hay que atreverse a explorar por uno mismo (arriesgar-se), trabajar por uno mismo el lenguaje y sus límites(cultivar-se), y reordenar la sintaxis al modo en que uno halle su voz (re-crear-se), que es una voz entre los vientos, que va más allá de la persona, y que una vez liberada sobre el papel pertenecerá a los futuros lectores. 
Insisto en algo que hoy es renegado de muchas personas que publican libros, "hay que leer mucho y bueno, tener criterio para escoger lecturas intensas y con enjundia, y releer los libros, pues un buen libro no se agota en la primera o segunda lecura". Descubrir también ahí la lentitud, en el leer y en el publicar. Bendita lentitud, demora, tránsito silencioso, tarea cuidadosa, artesanía sin plazos de entrega... 

Víktor Gómez "Valentinos"  

 
-los niños, el océano, la vida silvestre, Bach.
-el hombre es un extraño animal.
 
En la mayor parte del mundo
la mitad de los niños se van a la cama hambrientos.
 
¿Renuncia el ángel a sus plumas, al iris,
a la gravedad y la gracia?
 
¿Se acabo para nosotros la esperanza de ser mejores ahora?
 
La vida es de otros.
Ilusiones y yerros.
La palabra fatigada.
Ya ni te atreves a comerte un durazno.
 
Para algo cerré la puerta,
di la espalda
y entre la rabia y el sueño olvide muchas cosas.
 
La mitad de los niños se van a la cama hambrientos.
 
–los niños, el océano, la vida silvestre, Bach.
–el hombre es un extraño animal.
 
Los sabios, en quien depositamos nuestra confianza,
nos traicionan.
 
–los niños se van a la cama hambrientos.
–los viejos se van a la muerte hambrientos.
 
El verbo no alimenta. Las cifras no sacian.
 
Me acuerdo. ¿Me acuerdo?
Me acuerdo mal, reconozco a tientas. Me equivoco.
Viene una niña de lejos. Doy la espalda.
Me olvido de la razón y el tiempo.
 
Y todo debe ser mentira
porque no estoy en el sitio de mi alma.
No me quejo de la buena manera.
La poesía me harta.
Cierro la puerta.
Orino tristemente sobre el mezquino fuego de la gracia.
 
–los niños se van a la cama hambrientos.
–los viejos se van a la muerte hambrientos.
 
El verbo no alimenta.
Las cifras no sacian.
 
–el hombre es un extraño animal.

Blanca Varela



Estos dos poemas, de Blanca y Eduardo, son parte de mi biografía, y a mi modo de vivir lo poético, poesía necesaria. Son textos a los que vuelvo. Son vino por la noche y agua durante el día. Oxígeno y mar, campo y huerta. Ventana y Puerta (abiertas) en la ciudad. Por donde pasa la poesía... 





Nuevo comentario:


En la misma rúbrica
< >

Jueves, 21 de Diciembre 2017 - 08:55 Reseña a Con todos los verbos, de Balbina Jiménez

Martes, 10 de Junio 2014 - 09:08 TUMBA DE SUEÑO, poema inédito de Viktor Gómez